La Guardia Civil detiene en Gran Canaria a dos hombres por maltrato y abandono animal

516

La Guardia Civil detiene en Gran Canaria a dos hombres por maltrato y abandono animal. La Patrulla de Seprona del Puesto de Vecindario, entre los días 8 y 14 de enero,  procedió a la detención de un hombre de 26 años y otro de 50 años, como presuntos autores de un delito de maltrato y abandono animal.

Los hechos sucedieron después de que varios vecinos de Santa Lucía de Tirajana aportaran ante la Guardia Civil vídeos y fotografías sobre el lamentable estado de los animales debido a un posible caso de malos tratos o por omisión de los cuidados necesarios para su subsistencia.

Por todo ello la patrulla del SEPRONA uniformada se trasladó hasta el lugar indicado por los vecinos, pudiendo hallar doce perros, en su mayoría podencos para el ejercicio de la caza. Los habitáculos donde se encontraban los animales presentaban un estado incompatible para la vida de estos, debido a la falta de higiene y además, los canes presentaban un estado de delgadez extrema con manifiesta infestación por distintos parásitos y heridas sin curar.

De los doce animales, 4 carecían de identificación o documentación necesaria para la tenencia de estos, por lo que el Seprona Inició varios expedientes administrativos, incluyendo la falta de vacunación, el censo del ayuntamiento o carecer de núcleo zoológico.

Cabe destacar que, durante la inspección realizada por la Guardia Civil, se acercaron varias personas interesadas, solicitando poder manifestar su disconformidad con el trato que se les estaba dando a esos animales. Posteriormente, 9 personas presentaron denuncia, argumentando que los hechos ya habían sido expuestos ante otras  instituciones ajenas a la Guardia Civil, no solo por el estado de los animales sino porque estos no paraban de ladrar en todo el día.

La Guardia Civil detiene en Gran Canaria a dos hombres por maltrato y abandono animal y tras los hechos, el cuerpo efectuó comunicación con los responsables del Ayuntamiento de Santa Lucía para la recogida de los animales, solicitando además con la presencia de un facultativo veterinario para que acudiera al lugar, para una valoración in-situ del estado de los animales y de las perreras antes de incautarlos. Una vez efectuada la exploración de cada animal, fueron entregados a los servicios municipales del Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana, permaneciendo en custodia en sus instalaciones de ese Ayuntamiento hasta resolución o pronunciamiento judicial al respecto.

Se da la circunstancia que a consecuencia de la inspección del lugar donde se encontraban albergados los animales, los agentes del SEPRONA detectaron otras infracciones penales en materia de urbanismo por un Delito Contra la Ordenación del Territorio, al construir en un Suelo Rústico de Protección Agraria.