Travieso apunta al archivero o el exalcalde Marcial Morales en la desaparición de los expedientes

1268

El exalcalde de Puerto del Rosario Manuel Travieso ha negado este lunes ante la Audiencia de Las Palmas haber «sustraído, destruido u ocultado» tres expedientes urbanísticos del que fuera el presidente del Cabildo de Fuerteventura Mario Cabrera y uno del entonces vicepresidente insular Domingo Fuentes Curbelo.

En la primera sesión del juicio con Jurado que se sigue contra Travieso como presunto autor de un delito de infidelidad en la custodia de documentos, por el que se enfrenta a una condena de tres años de prisión, el exregidor, que ejerce su propia defensa, ha afirmado que conocía los expedientes de Cabrera, pero que no cometió delito alguno.

En su declaración ante el Jurado ha manifestado que cabe la posibilidad de que el archivero municipal, que era responsable de su custodia, lo utilizara «como cabeza de turco» al no aparecer los expedientes, al igual que el exalcalde Marcial Morales, cuando denunció la desaparición a la Fiscalía en 2014 para eximir su responsabilidad.

Ha reconocido que solicitó al archivero los tres expedientes relativos a Mario Cabrera en relación con la declaración del camino público de La Matilla, por si había referencia alguna a esa vía, y que, probablemente, los devolvió, si bien cree que no los pidió cuando aquél refiere que lo hizo, en abril de 2006, periodo en el que había vuelto provisionalmente a su plaza de funcionario como técnico de la Administración General.

Se trata de los expedientes de paralización de las obras de una casa que se construía Mario Cabrera por ser ilegal, según un informe del arquitecto municipal; de la posterior concesión de licencia de ocupación de la vivienda, porque se legalizaría como otras muchas, ha indicado Travieso; y un tercero que autorizaba al expresidente del Cabildo a la construcción de un almacén agrícola.

El primer expediente al que se refiere la Fiscalía, según Travieso, prescribe a los cuatro años, por lo que entiende que no es siquiera «relevante» que no apareciera años después, pero es que, como letrado de sí mismo, ha argumentado que para que exista delito, además, hay que acreditar que han sido sustraídos para que no surtan efecto», como ya
había ocurrido.

El también exalcalde de Puerto del Rosario Marcial Morales, quien puso en conocimiento de la Fiscalía estos hechos en 2014, ha declarado como testigo que por responsabilidad tomó esa decisión, ya que no aparecían y estaba siendo objeto de debate político la ilegalidad de la casa de Mario Cabrera y generando confusión.

La fiscal ha cuestionado a Morales por qué no lo puso en conocimiento con anterioridad, pues desde 2011 había un informe que le había trasladado el archivero en el que se señalaba que se los había entregado a Travieso en abril de 2006, y cómo es posible que no conociera su desaparición cuando la mujer de Cabrera ya en 2009 pidió sin éxito una copia.

Morales ha indicado no recordar que la mujer de Cabrera solicitara la copia y ha insistido en que denunció los hechos a la Fiscalía porque los expedientes no aparecían.

La fiscal ha manifestado al Jurado que está convencida de la culpabilidad de Travieso por las pruebas recabadas y que los expedientes desaparecidos no son de cualquier vecino, sino de dos relevantes cargos políticos de la isla y que, por eso, cree que Travieso «se los llevó a sabiendas» de lo que hacía.

Ha destacado que esos expedientes se publicaron posteriormente y en época de elecciones, cuando Travieso y Cabrera eran adversarios políticos, y, no obstante, ha señalado que podría cambiar su escrito de acusación a lo largo del juicio.

El Ministerio Público reclama también una indemnización de 12.000 euros y la inhabilitación para empleo y cargo público de Travieso, que en la actualidad es edil en la oposición por parte de la Agrupación de Electores de Puerto del Rosario, donde el político comenzó a trabajar como funcionario entre 1987 y 1990, fue edil en la oposición en 1995, concejal de Urbanismo en 1997 y desde 1999 hasta marzo de 2005 alcalde por parte de CC.

El juicio continuará este martes con la declaración de más testigos, entre ellos figuran el archivero y Mario Cabrera.