Puerto del Rosario repavimentará varias glorietas de la capital

779

Puerto del Rosario repavimentará varias glorietas de la capital. Con el objetivo de mejorar las condiciones de desplazamiento y la seguridad de la ciudadanía, el Ayuntamiento de Puerto del Rosario, desde las concejalías de Contratación y Obras que dirigen Peña Armas y José Juan Herrera, ha sacado a licitación los trabajos para llevar a cabo la repavimentación.

La ejecución del nuevo pavimentado se efectuará concretamente en las intersecciones de la calle Primero de Mayo con Avenida Manuel Velázquez Cabrera, C/ Alfonso XIII con Avenida Manuel Velázquez Cabrera, C/ Barquillos también con Avenida Manuel Velázquez Cabrera, la calle Máximo Escobar con C/ Juan Ismael y C/ Goya con C/ Murillo.

Por un presupuesto base de licitación de 140.919,64 euros sin impuestos, las empresas interesadas en la referida licitación tienen de plazo hasta el próximo 13 de octubre para presentar su solicitud.

La licitación objeto del contrato tiene, exclusivamente, carácter electrónico, por lo que las personas licitadoras deberán preparar y presentar sus ofertas, obligatoriamente, de forma telemática, a través de los servicios de licitación electrónica de la Plataforma de Contratación del Sector Público

Glorieta-Ciudad-Jardin Puerto del Rosario repavimentará varias glorietas de la capital
Glorieta Ciudad Jardín

Hoy que sabemos que Puerto del Rosario repavimentará varias glorietas de la capital, el alcalde, Juan Jiménez, y el concejal de Obras, José Juan Herrera, coinciden en que «vamos a solucionar todas las situaciones molestas que genera el estado del firme a través de esta actuación que viene a dotar de una mejora a las infraestructuras de nuestro municipio y, por tanto, mejorar la seguridad vial».

Peña Armas, concejala de Contratación, recuerda que «desde el inicio de la legislatura hemos trabajado intensamente en la mejora de las vías de Puerto del Rosario y lo seguiremos haciendo, para que los ciudadanos puedan circular con sus vehículos de forma más segura y los vecinos no tengan que soportar ruidos y vibraciones que provoca el firme en mal estado».