Sanidad detecta ocho casos sospechosos de viruela del mono

1561

Sanidad detecta ocho casos sospechosos de viruela del mono. El Ministerio de Sanidad ha pedido a las comunidades autónomas que estén atentas a posibles brotes de viruela de los monos tras encontrar ocho casos sospechosos en Madrid. Según informa El País, el Centro Nacional de Microbiología (CNM) está analizando muestras para confirmar que se trata de esta enfermedad, de la que se han registrado casos en varios países en los últimos días.

La voz de alarma la dio Reino Unido hace dos días, cuando informó de un brote con siete personas afectadas. Todas ellas son hombres que han mantenido relaciones con otros hombres, aunque no hay un vínculo epidemiológico entre ellas, lo que apunta a la existencia de diferentes cadenas de contagios. Mientras, Portugal ha confirmado tres casos mediante PCR, tiene otros dos sospechosos y quince bajo investigación.

«Creemos que puede haber transmisión comunitaria de esta enfermedad e instamos especialmente a los hombres homosexuales y bisexuales a que estén atentos a cualquier erupción o lesión inusual y a que se pongan en contacto con un servicio de salud sexual sin demora», explica Susan Hopkins, asesora de la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido (UKHSA por sus siglas en inglés).

El primer caso es el de una persona que se infectó en un viaje a Nigeria, donde la enferemdad es endémica, pero el resto se contagiaron en Reino Unido. En cualquier caso, la agencia recuerda que «el virus no se propaga fácilmente entre las personas y el riesgo para la población del Reino Unido es bajo».

Sintomatología

Sanidad detecta ocho casos sospechosos de viruela del mono. Los síntomas iniciales de la viruela del mono son similares a los de la viruela, aunque algo más leves. Incluyen fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos y agotamiento.

Puede aparecer una erupción, que suele empezar en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo, incluidos los genitales. La erupción cambia y pasa por diferentes etapas, y puede parecerse a la varicela o a la sífilis, antes de formar finalmente una costra que más tarde se cae.