La falta de agua en el complejo turístico Oasis Papagayo: una deuda pendiente de 53.372 euros

4
3128

El Ayuntamiento de La Oliva, a través de su sociedad Suministros de Agua de La Oliva, SA, aclara que el complejo turístico Oasis Papagayo a través de su titular, Inversiones Turísticas el Cotillo S.A., tiene contrato de suministro de agua potable con carácter turístico desde agosto de 2003. Ha abonado puntualmente sus recibos por consumo de agua de abasto hasta el pasado mes de agosto de 2020 cuando el recibo fue devuelto por la entidad bancaria una vez girado por esta empresa municipal.

 

La explotación hotelera cesó el 18 de marzo de 2020 a causa del cierre del complejo por las restricciones impuestas por la COVID-19. La deuda contraída por ese abonado con esta empresa municipal es de 53.372,09 € a día de hoy, sin tener en cuenta el consumo realizado desde el 1 al 12 de marzo, fecha en que se suspendió el suministro.

 

No obstante, existe un grupo de personas que habitan diferentes unidades alojativas, parece ser que con carácter habitual, que continúan consumiendo agua desde esa fecha en adelante y que no hacen frente a los pagos derivados de dicho consumo desde agosto de 2020 hasta la actualidad. Es decir, son estos últimos a quienes corresponde el 100% de la deuda con la empresa pública municipal.

 

Reiteradamente, desde esa fecha por parte, tanto de la presidenta de esta empresa, como del resto de consejeros, se ha intentado negociar conjuntamente con las personas que realizan el consumo efectivo del agua y con el titular del contrato al objeto de llegar a un acuerdo y evitar así el corte del suministro de agua.

 

La última reunión presencial tuvo lugar el pasado 5 de febrero y por parte de la persona que se identificó como representante de los consumidores se llegó al compromiso de abonar la semana siguiente la cantidad de 25.000 €, lo que supondría aproximadamente la mitad de la deuda y entregar un compromiso de pago del resto del adeudo, otros 25.000 € en aquel momento, a esta empresa pública para su aprobación.

 

Suministros de Agua de La Oliva solo ha recibido un pago de 10.000 euros y no se ha presentado el plan de pagos comprometido, condición indispensable para reanudar el suministro.

 

Visto el incumplimiento del compromiso y la actitud de pasividad de los afectados con respecto a la posibilidad, comunicada por reiterado hasta en tres ocasiones por escrito y en múltiples ocasiones de forma verbal, de la interrupción del suministro por impago de los recibos desde agosto de 2020, el pasado día 10 de marzo de 2021 el Consejo de Administración de la sociedad -constituido por un representante de cada una de los grupos políticos del pleno del Ayuntamiento de La Oliva-, por unanimidad de todos sus miembros, decide, a fin de salvaguardar los intereses municipales, proceder a la interrupción del suministro de agua de abasto hasta tanto que se salde la deuda adquirida.

4 Comentarios

  1. Muy bien! Periodistas de ondafuerteventura también está vez se han merecido lo que seguramente les pagarán para manipular y mentir. Por cierto el artículo es idéntico al del otro periódico digital de la isla! Ni han intentado modificar lo que el ayuntamiento les ha enviado. Yo si fuera ustedes cambiaría el nombre del periódico a Ondafuertementira!

  2. Mentiras y más mentiras para proteger a esta mafia. Antes de publicar, se deben informar bien de qué sucede. ¿O es que acaso tienen miedo de la mafia en la isla?

  3. Comunicato del la Presidenta de la Comunidad de Propietarios Oasis Papagayo

    “Soy la presidente de la Comunidad de Propietarios Oasis Papagayo de Corralejo (La Oliva), nacida a partir del 1 de diciembre 2020.
    Mi comunidad lleva 13 días sin agua.
    Es una comunidad donde viven unas 200 familias, familias normales con bebés, niños, personas mayores, personas enfermas.
    El Suministro de Agua de la Oliva (empresa a participación pública con el monopolio) cortó el suministro por impago y dice que tenemos una deuda de 53.000 euros.
    El contrato que otorga el agua a nuestra comunidad, a la comunidad del Tamarindo 2 y a 17 villas con piscina (un único contrato) va a nombre de una empresa fantasma, sin CIF, sin balances, sin claridad sobre sus administradores: Explotaciones El Cotillo. Esa empresa irresponsable ha dejado de pagar las cuentas de agua a final de julio. El consumo de agosto para adelante quedó impagado. Pero, lo que la empresa maldita no ha pagado no quiere decir que las familias no lo hayan hecho. Las familias que viven en el Papagayo, según las indicaciones recibidas, han seguido pagando a otra empresa de delincuentes, prestanombre de la anterior, una cuota mensual de 147 euros para cubrir mantenimiento y consumos. ¿Dónde se ha quedado ese dinero? Nosotros no lo sabemos.

    A partir del 1 de diciembre 2020 nace nuestra valiente comunidad de Propietarios, para afrontar el abandono total en el que las familias se encuentran (tenemos acta notarial de dicho abandono y muerte de los jardines). A partir del 1 de diciembre las familias pagan sus consumos a la Comunidad, que se organiza para pagar a Suministros, pidiendo 3 cosas: una factura para hacer el cálculo, una cuenta para pagar y finalmente UN CONTRATO DE AGUA A SU NOMBRE.
    Suministro de Agua nos llama a una reunión, que se resuelve en un encierro, teníamos allí dos abogados y un administrador a los que podéis preguntar: la alcaldesa dice que toda la deuda es nuestra, que la comunidad no existe y que cada vecino tiene que pagar su cuota (¿Cuál cuota? ¿De cuánto? ¿Cómo?), sin presentar ni media hojita de papel, no digo un excell, como se suele hacer en las administraciones, pero una cuenta cualquiera. La Comunidad ella dice que no existe, pero me pide a mí presidenta de recoger el dinero… sin utilizar nuestra cuenta (quizás con un sombrero o con una cestita). Y claramente de contrato a nuestro nombre ni hablar y de darnos la cuenta de Suministros y las facturas pendientes tampoco.

    Desconcertados de tanta violenta tontería, decidimos pagar la mitad aproximada de las cuentas de diciembre, enero y febrero (la otra mitad es de Tamarindo y Villas), esperando un día pasar cuentas con un excell. Y pagamos. Por cierto la cuenta de Suministro la obtuvimos con espionaje industrial.

    A pesar de ello el día miércoles 10 Suministro corta el agua. Nuestro abogado presenta una carta con un posible acuerdo de pago en el que nos hacemos disponible a volver a pagar una parte de lo YA PAGADO, pero la gerente de Suministro está muy ocupada en reuniones y no nos contesta ni al teléfono ni a la carta. La alcaldesa sigue diciendo solamente a algunos conocidos que tienen que pagar el total, recogiendo el dinero entre privados y pagando a ver cómo, sin cuenta de la comunidad… Las personas están atónitas y desconcertadas… igualmente intentan recoger un dinero, pero no entienden cuánto ni cómo ni por qué… están asustados, sin agua, con rabia y con tristeza, haciendo colas en la gasolinera… me preguntan: ¿cuánto hay que pagar? ¿Cómo lo hacemos? ¿Por qué no podemos hacer un acuerdo con la Comunidad? Todas respuestas que la gerente en reunión no contesta.
    Y mientras ellas se reúnen las familias lloran sin agua.

    Bueno, la Comunidad tiene un aljibe muy grande con el que podemos hacer frente a la emergencia. El aljibe pero está controlado por un puñado de malvivientes, el Toti y un tal Chicho al mando de ellos. Ocupan el local, muran un acceso y ponen guardias en la puerta. No podemos entrar. ¿Quién tiene tanto interés a hacer morir la gente de sed? El aljibe es nuestro, protestamos los vecinos, sí pero nosotros lo tenemos ocupados, dicen los malos. Y nosotros estamos sin agua y sin aljibe.

    Pedimos medidas cautelares a un juez que está analizando el caso. ¿Vivimos en un estado de derecho donde los derechos básicos de las personas están protegidos? Yo creo que sí, pero mis propietarios y vecinos desesperados, me dicen que no pueden esperar más el juez, que se sientes torturados y maltratados y abandonados, que piden compasión sino justicia.

    Hoy es lunes y nosotros estamos esperando que un juez o una jueza nos ayude y ésa es nuestra única esperanza.

    Lunes 22 Marzo el JUEZ ordenó al Ayuntamiento de Oliva que restablezca de inmediato el suministro de agua a los ciudadanos residentes de Oasis Papagayo y solicitó a la comunidad de propietarios el pago de una fianza de sólo 1.000 euros.

  4. Hola buenos días
    Soy la presidente de la Comunidad de Propietarios Oasis Papagayo de Corralejo (La Oliva), nacida a partir del 1 de diciembre 2020.
    Mi comunidad lleva 13 días sin agua.
    Es una comunidad donde viven unas 200 familias, familias normales con bebés, niños, personas mayores, personas enfermas.
    El Suministro de Agua de la Oliva (empresa a participación pública con el monopolio) cortó el suministro por impago y dice que tenemos una deuda de 53.000 euros.
    El contrato que otorga el agua a nuestra comunidad, a la comunidad del Tamarindo 2 y a 17 villas con piscina (un único contrato) va a nombre de una empresa fantasma, sin CIF, sin balances, sin claridad sobre sus administradores: Explotaciones El Cotillo. Esa empresa irresponsable ha dejado de pagar las cuentas de agua a final de julio. El consumo de agosto para adelante quedó impagado. Pero, lo que la empresa maldita no ha pagado no quiere decir que las familias no lo hayan hecho. Las familias que viven en el Papagayo, según las indicaciones recibidas, han seguido pagando a otra empresa de delincuentes, prestanombre de la anterior, una cuota mensual de 147 euros para cubrir mantenimiento y consumos. ¿Dónde se ha quedado ese dinero? Nosotros no lo sabemos.

    A partir del 1 de diciembre 2020 nace nuestra valiente comunidad de Propietarios, para afrontar el abandono total en el que las familias se encuentran (tenemos acta notarial de dicho abandono y muerte de los jardines). A partir del 1 de diciembre las familias pagan sus consumos a la Comunidad, que se organiza para pagar a Suministros, pidiendo 3 cosas: una factura para hacer el cálculo, una cuenta para pagar y finalmente UN CONTRATO DE AGUA A SU NOMBRE.
    Suministro de Agua nos llama a una reunión, que se resuelve en un encierro, teníamos allí dos abogados y un administrador a los que podéis preguntar: la alcaldesa dice que toda la deuda es nuestra, que la comunidad no existe y que cada vecino tiene que pagar su cuota (¿Cuál cuota? ¿De cuánto? ¿Cómo?), sin presentar ni media hojita de papel, no digo un excell, como se suele hacer en las administraciones, pero una cuenta cualquiera. La Comunidad ella dice que no existe, pero me pide a mí presidenta de recoger el dinero… sin utilizar nuestra cuenta (quizás con un sombrero o con una cestita). Y claramente de contrato a nuestro nombre ni hablar y de darnos la cuenta de Suministros y las facturas pendientes tampoco.

    Desconcertados de tanta violenta tontería, decidimos pagar la mitad aproximada de las cuentas de diciembre, enero y febrero (la otra mitad es de Tamarindo y Villas), esperando un día pasar cuentas con un excell. Y pagamos. Por cierto la cuenta de Suministro la obtuvimos con espionaje industrial.

    A pesar de ello el día miércoles 10 Suministro corta el agua. Nuestro abogado presenta una carta con un posible acuerdo de pago en el que nos hacemos disponible a volver a pagar una parte de lo YA PAGADO, pero la gerente de Suministro está muy ocupada en reuniones y no nos contesta ni al teléfono ni a la carta. La alcaldesa sigue diciendo solamente a algunos conocidos que tienen que pagar el total, recogiendo el dinero entre privados y pagando a ver cómo, sin cuenta de la comunidad… Las personas están atónitas y desconcertadas… igualmente intentan recoger un dinero, pero no entienden cuánto ni cómo ni por qué… están asustados, sin agua, con rabia y con tristeza, haciendo colas en la gasolinera… me preguntan: ¿cuánto hay que pagar? ¿Cómo lo hacemos? ¿Por qué no podemos hacer un acuerdo con la Comunidad? Todas respuestas que la gerente en reunión no contesta.
    Y mientras ellas se reúnen las familias lloran sin agua.

    Bueno, la Comunidad tiene un aljibe muy grande con el que podemos hacer frente a la emergencia. El aljibe pero está controlado por un puñado de malvivientes, el Toti y un tal Chicho al mando de ellos. Ocupan el local, muran un acceso y ponen guardias en la puerta. No podemos entrar. ¿Quién tiene tanto interés a hacer morir la gente de sed? El aljibe es nuestro, protestamos los vecinos, sí pero nosotros lo tenemos ocupados, dicen los malos. Y nosotros estamos sin agua y sin aljibe.

    Pedimos medidas cautelares a un juez que está analizando el caso. ¿Vivimos en un estado de derecho donde los derechos básicos de las personas están protegidos? Yo creo que sí, pero mis propietarios y vecinos desesperados, me dicen que no pueden esperar más el juez, que se sientes torturados y maltratados y abandonados, que piden compasión sino justicia.

    Hoy es lunes y nosotros estamos esperando que un juez o una jueza nos ayude y ésa es nuestra única esperanza.

    Hoy lunes el juez ordenó al Ayuntamiento de Oliva que restablezca de inmediato el suministro de agua a los ciudadanos residentes de Oasis Papagayo y solicitó a la comunidad de propietarios el pago de una fianza de sólo 1.000 euros.
    La presidente de la Comunidad de Propietarios Oasis Papagayo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.