El Gofio de La Asomada gana la Medalla de Plata

0
2494

Los gofios que han concurrido participarán conforme a su elaboración, estableciendo las categorías de trigo (20 muestras), millo (26), trigo/millo (13) y otros (27)Gran Medalla de Oro, Medalla de Oro y Medalla de Plata. Además, de forma independiente a esta clasificación, se ha reconocido al mejor producto de todo el Archipiélago, aunque se han establecido las distinciones especiales de “Mejor Gofio Ecológico”, “Mejor Gofio de Grano Local” y “Mejor Imagen y Presentación”.

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, junto al director del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA), José Basilio Pérez, anunció en la mañana de hoy, lunes 26 de julio, los gofios galardonados en esta edición en la que han participado 86 muestras procedentes de 17 molinos del Archipiélago.

La distinción como “mejor Gofio de Grano Local” y “Medalla de Oro” fue para Molino de Gofio Imendi, gofio de millo de grano local, elaborado por Cristina María Mendoza Herrera de La Gomera; el “Mejor Gofio Ecológico” lo consiguió Gofio La Piña, con gofio de millo, elaborado por Gofio La Piña S.L. de Gran Canaria. La distinción como “Mejor Imagen y Presentación” fue para La Molina José María Gil de Lanzarote.

La titular regional de Agricultura Alicia Vanoostende explicó que “se trata de poner en valor un producto muy tradicional en las Islas, que ha sido el sustento de tantos canarios y canarias”. En este sentido señaló que “el gofio es el superalimento canario debido a su riqueza nutritiva, un producto versátil en la cocina, tanto en las recetas tradicionales como en la nueva cocina en la que chef jóvenes reinterpretan este producto”. La consejera apuntó que “consumiendo productos canarios hacemos que se desarrolle la industria agroalimentaria, como son los molinos del Archipiélago, generando economía a las zonas rurales”.

En la categoría de gofios elaborados a base de trigo la Gran Medalla de Oro fue para Molino de Gofio Imeldi con su Gofio de Espelta. Las Medalla de Oro recayeron en Molino de Gofio El Amparo en Tenerife elaborado por CB Molino de Gofio El Amparo-Icod y Gofio Gomero de Espelta. Las Medalla de Plata de esta categoría fueron para La Molina de La Asomada de Francisco Román Cabrera Oramas de Fuerteventura, Molino de Gofio Agua García de Vidal Hernández Goya en Tenerife y Gofio Gomero de Rayco Herrera.

 

“Si pensamos en Canarias, no existe un producto agroalimentario más identitario que el gofio”, declaró la consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca de Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, resaltando que “además de contar con múltiples propiedades dietéticas y nutritivas, desde 2014 dispone de la Identificación Geográfica Protegida, una Figura de Calidad”. Además, la titular regional ha insistido en que “este tipo de eventos ayuda a revalorizar los productos canarios, al tiempo que anima a que los productores se reinventen y se esfuercen por alcanzar a nuevos públicos”.

La Molina de La Asomada abrió sus puertas en la villa de Tetir el Museo Activo del Gofio, que tiene como sede el inmueble que hasta 1978 fuera una industria del gofio. Desde entonces, Francisco Román Cabrera, el molinero de La Asomada, que cerró un acuerdo con el propietario de las instalaciones, Casto Martínez, para restaurar el viejo tostador de combustión, el edificio en que se halla y crear un centro de referencia sobre la historia del gofio.

La antigua tostadora de combustión, que se usó hasta 1978, era el puntal de la fábrica del gofio de Tetir, «una de las primeras censadas por Industria en Canarias», según Francisco Román. La fábrica de gofio se puso en marcha en torno a 1948 de la mano de Jaime Napoleón Martínez. De aquella tostadora salió el gofio que alimentaría a los majoreros durante varias décadas.

En el museo, en la carretera de Tetir, también se hace gofio de leña, que era el modo artesano de producirlo antes de que hubiesen tostadoras de combustión. Para el de leña usa grano de millo, trigo y cebada, así como la mezcla de los tres, que Francisco Román compra a cultivadores de Tenerife, Lanzarote, Gran Canaria y Fuerteventura. «Para ver cómo se hacía el gofio canario antiguamente, el tostado a leña y molido por piedras molineras, tanto de viento como de motor, pueden venir aquí. Pueden verlo y, si quieren, moler su propio gofio con un molino de mano», dice el molinero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.