El Cumbre Vieja despierta hoy sin signos observables de erupción

464

El Cumbre Vieja despierta hoy sin signos observables de erupción. Tras 88 días de actividad eruptiva, el vulcanólogo Rubén López, miembro del Instituto Geográfico Nacional, ha señalado a través de las redes sociales a primera hora de esta mañana la aparente inactividad del volcán.

 Al mismo tiempo, el Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN) ha anunciado que la emisión de dióxido de azufre (SO2), otro de los signos de actividad eruptiva, se ha desplomado a menos de cinco toneladas diarias, una cantidad «extremadamente baja». Cabe recordad que durante semanas ha estado por encima de los varios millones de toneladas por jornada.

La señal de tremor, característica de la vibración que produce el magma en el subsuelo al desplazarse hacia la superficie, se detuvo sobre las 21.00 horas del lunes. Anoche, cumplidas 24 horas, seguía desaparecida, corroboraron Involcán y el IGN.

No es la primera vez que se detiene en todo este tiempo, pero hasta la fecha todos sus paréntesis habían sido de pocas horas, seguidas de reactivaciones estrombolianas (explosivas) y de importante salida de lava. Nunca hasta la fecha el tremor había estado parado una jornada completa o más, como sucede ahora.

Durante esta madrugada, las redes sísmicas han registrado en La Palma doce terremotos, todos ellos con magnitudes inferiores a 3, añade el Instituto Geológico y Minero de España (IGME).

El Cumbre Vieja despierta hoy sin signos observables de erupción y en las primeras horas del lunes, antes de que se parara el tremor, el volcán emitió enormes cantidades de dióxido de azufre, en unas condiciones meteorológicas (con la capa de inversión térmica muy baja en la atmósfera) que dificultaban mucho su dispersión.