CC denuncia contratos menores ‘arbitrarios’ en La Oliva

0
609
CC denuncia contratos arbitrarios y que se conceden a empresas de fuera denuncia

Pasado un año desde la moción de censura a Isaí Blanco, el Ayuntamiento de La Oliva muestra a los vecinos un cambio en el modelo de gestión muy cuestionable, basado en las adjudicaciones a dedo, contratos de 15.000 euros a empresas distintas pero con el mismo administrador, millones de euros que se van a empresas de fuera, y lo peor de todo, sin ningún tipo de planificación.

El pacto que integran GANA (PPMajo), Partido Socialista, En Marcha, Partido Popular y Podemos, es un gobierno en el que cada uno va por libre, y eso se refleja en la manera de trabajar. En sólo seis meses de este año, han adjudicado 4,3 millones de euros (más de 700 millones de pesetas) en contratos menores, superando en este concepto incluso al Cabildo de Fuerteventura, que tiene un presupuesto cuatro veces mayor.

Han adjudicado unos 150 contratos por importes cercanos al máximo legal, los 15.000 euros, y lo más preocupante es que una gran parte de ellos se otorga a empresas de otros municipios, de otras islas y de la península. ¿Qué ocurre, no hay buenos profesionales que contratar en La Oliva, tienen compromisos que cumplir, o están ocultando algo?

Por si fuera poco, en varias ocasiones se adjudican diferentes contratos a dedo al mismo proveedor, hasta 45.000 euros a varias personas y empresas para redactar proyectos. ¿Es que ahora redactar un proyecto cuesta siempre 15.000 euros?

El contrato menor es una fórmula legal, pero es arbitraria porque son adjudicaciones a dedo, simplemente pidiendo tres presupuestos a las empresas que eligen los políticos. Puede ser necesario por cuestiones de urgencia, pero cuando se hace de manera sistemática, como ocurre en el Ayuntamiento de La Oliva, se convierte en una práctica abusiva e injusta, que promueve el clientelismo y el favoritismo.

En el lado contrario, este gobierno sólo ha llevado a pleno dos procesos de licitación pública, a los que sí pueden concurrir las empresas en igualdad de condiciones.

La conclusión es que este grupo de Gobierno derrocha el dinero público sin tener un plan para el municipio. No lo tuvieron nunca, porque su único propósito fue siempre desalojar a Coalición Canaria, porque estaba haciendo un buen trabajo, y eso es algo que no podían permitir por motivos electorales.

Cuando se gestionaba seriamente

Desde Coalición Canaria La Oliva, el exalcalde Isaí Blanco argumenta que “nosotros intentamos hacer las cosas bien. De un ayuntamiento en quiebra, aumentamos los presupuestos un 70%, planificamos una institución que funcionase mejor, y gestionamos con transparencia el dinero de todos, justo lo contrario de lo que hacen ahora”, explica Blanco.

“Comenzamos con un plan de inversiones que funcionó muy bien. Antes de la censura, llegamos a ejecutar 8 millones de euros en obras públicas en un año. Todo el mundo vio el plan de reasfaltados por todo el municipio, nuevos parques infantiles, las mejoras en Corralejo, en Geafond… Y lo hicimos con licitaciones abiertas a todas las empresas, no con contratos menores”.

Juan José Rodríguez, en aquel entonces concejal de Economía y Hacienda, recuerda que “tramitamos importantísimos contratos como el de limpieza, que han anulado y enterrado, o los nuevos servicios de socorrismo que están paralizados. Desgraciadamente, estamos comprobamos que los pasos que habíamos dado hacia adelante, ahora se dan hacia atrás”.

Ha vuelto la dedocracia al ayuntamiento de La Oliva, y las arcas públicas comienzan a resentirse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.