Betancuria formaliza su hermanamiento con Telde y Yaiza

0
490
Discurso de Marcelino Alcalde de Betancuria
Para mí es un honor representar en este Acto de Hermanamiento al municipio de Betancuria, cuya villa histórica de Betancuria, primera capital de Fuerteventura y de Canarias, fue fundada por los conquistadores normandos a comienzos del siglo XV, tras la guerra de conquista y sometimiento de la población aborigen.
Agradezco, de corazón, al alcalde de Yaiza esta iniciativa y esta invitación.
Compartimos con Yaiza el hecho histórico de constituir los primeros lugares de asentamientos normandos en las islas; y con Telde y Yaiza el ser sedes de las primeras instituciones religiosas que emprendieron la evangelización de las islas, como fueron los efímeros Obispados de Telde, el Rubicón y Fuerteventura.
Concluida la conquista, Lanzarote y Fuerteventura pasaron a ser islas de señorío, primero normando y después castellano, produciéndose un proceso de aculturación que dio lugar a una sociedad mestiza, amasada con las creencias y culturas de las diferentes gentes que recalaron por este territorio, bajo el predominio de la cultura europea. Con Yaiza, con Lanzarote, compartimos, por tanto, además del mar de la Bocaina, el origen normando de nuestros núcleos primigenios, el pasado señorial, la cercanía del continente africano, tradiciones y costumbres derivadas del ir y venir de nuestra gente de una isla a la otra, y muchas luchas compartidas para mejorar la vida de nuestros pueblos.
Telde fue lugar de realengo, pues como sabemos Gran Canaria, Tenerife y La Palma no pudieron ser sometidas por los normandos y pasaron a serlo por la Corona de Castilla, si bien, la ciudad de Telde, que forma parte de este hermanamiento, desde antes de la conquista de Lanzarote y Fuerteventura, ya recibió expediciones misioneras que dieron lugar al Obispado de Telde. Y también compartimos, obviamente, una tradición cultural que es común a todos los canarios.
Los procesos históricos que integran nuestra historia común nos han llevado a este hermanamiento. Un acto que, como sabemos, estaba previsto para hace bastante tiempo, pero la terrible pandemia que nos ha tocado vivir, ha obligado a posponerlo hasta hoy.
Si algo importante ha limitado esta crisis sanitaria, han sido, sin duda, las muestras de afecto y cariño. Y precisamente una muestra de afecto y cariño, un abrazo entre pueblos, es la esencia de este acto de hermanamiento.
Afortunadamente, gracias a la ciencia y al esfuerzo colectivo de la sociedad, comenzamos a salir de este tiempo oscuro en el que vivimos hace ya más de un año. Esta transición hacia la normalidad, sin embargo, no nos debe hacer olvidar el gran esfuerzo que ha supuesto avanzar hacia el fin de la pandemia, por lo que siempre hemos de agradecer, de modo especial, el trabajo de la ciencia y de las personas que se ocupan de los servicios esenciales. Y tampoco debemos olvidar a todas las personas, demasiadas personas, que se han quedado en el camino, a quienes queremos recordar con cariño en este acto.
También queremos expresar nuestra solidaridad y nuestro abrazo a los hermanos de nuestra isla bonita de la Palma, que en estos días sufren otra catástrofe natural, la erupción del volcán de Cumbre Vieja, que está arrasando sus vidas y necesitan con urgencia el afecto de todos, y la solidaridad y la ayuda pronta de todas las Administraciones Públicas.
Como decía Yaiza, Telde, Betancuria, tienen lazos históricos comunes que nos han llevado a hermanarnos hoy. Y también tienen, fruto de su devenir histórico, desde el mundo aborigen hasta la actualidad, una evolución socioeconómica y cultural marcada por la lucha diaria de mujeres y hombre para construir sobre el territorio sus vidas y su futuro. Fruto de esos modos de vivir y de su evolución a través del tiempo, nos han legado un bagaje cultural que conforma nuestra identidad como pueblos.
Los yacimientos arqueológicos, los grabados rupestres, la arquitectura, el arte, la lengua, las costumbres, las creencias, los saberes tradicionales, las gavias, los nateros, las gambuesas y otros bienes etnográficos…, constituyen un bagaje cultural común que hoy debemos proteger y preservar para las siguientes generaciones, al tiempo que creamos el legado patrimonial de nuestro tiempo, que también legaremos a las personas que habiten este territorio en adelante.
El municipio de Betancuria se encuentra, casi en su totalidad, en el espacio natural protegido Parque Rural de Betancuria, que conforma un paisaje natural de gran interés y belleza. Además cuenta, como fruto de su devenir histórico, con un rico patrimonio cultural conformado, entre otros elementos, por su Iglesia de Santa María, antigua catedral; los restos del primer convento franciscano construido en Canarias, el convento de San Buenaventura; las ermitas de San Diego y Santa Inés, que fueron de las primeras construidas en la isla; el santuario de La Peña, patrona de la isla; la propia imagen de la Peña, la imagen mariana más antigua de Canarias; la Romería a la Virgen de la Peña, nuestra fiesta insular, que durante mucho tiempo hemos compartido con las gentes de Lanzarote, que disponían de un espacio propio en la plaza de Vega de Río Palmas; los sonetos que dedicó Unamuno a la Villa histórica, que la situó en la literatura universal; numerosas muestras de arquitectura tradicional; vestigios arqueológicos y grabados rupestres vinculados al mundo aborigen; un paisaje transformado por el ser humano, con numerosas estructuras de interés etnográfico; y sus gentes atesoran un rico patrimonio inmaterial, formado por saberes, leyendas, creencias y literatura popular.
En este hermanamiento queremos compartir con ustedes nuestra cultura, y comprometernos a futuras acciones conjuntas para el enriquecimiento cultural de nuestros pueblos.
Permítanme expresar mi deseo de que este acto que hoy celebramos, cimentado en nuestro pasado común, se proyecte hacia el futuro, con el estrechamiento de nuevos lazos de cooperación, para el progreso cultural, social y económico de nuestros pueblos. Este debe ser, a mi entender, el reto que hoy debemos proponernos en este hermanamiento. Con este deseo y con este objetivo les esperamos en Betancuria en futuros hermanamientos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.