Marruecos autoriza a una empresa de Catar a iniciar prospecciones en Canarias

2256

Marruecos refuerza el acuerdo petrolero Tarfaya Offshore Shallow entre la Oficina Nacional de Hidrocarburos y Minas marroquí (ONHYM), Eni Maroc B.V y Catar Petroleum International Upstream L.L.C., según publica el Boletín Oficial de Marruecos del 21 de octubre.

En una parte dedicada a hidrocarburos, varias órdenes de la ONHYM con fecha 6 de septiembre de 2021 otorgan «el paso al primer periodo adicional del llamado permiso de exploración de hidrocarburos» a estas empresas extranjeras.

La petrolera italiana Eni, que poseía el 75% de los permisos a través de su filial Eni Maroc, cedió a Qatar Petroleum el 30% de su participación en 2019. Mientras la ONHYM mantiene el 25% de dichas concesiones.

Qatar Petroleum y Eni se asociaron para explorar superficialmente la costa atlántica en alta mar en la zona de Tarfaya Offshore Shallow, entre la región de Agadir y el Sáhara Occidental. Igualmente, tienen sociedades offshore similares en Mozambique, Omán y México.

Los doce bloques en el Océano Atlántico están ubicados frente a las ciudades marroquíes de Sidi IfniTan Tan y Tarfaya. Los permisos de exploración superficial se extienden en 23,900 kilómetros cuadrados de los 0 a los 1.000 metros de profundidad e incluyen estudios geológicos y geofísicos que tienen como objetivo definir más a fondo los prospectos o pistas potenciales seguidos de una evaluación del potencial total de los bloques.

Comité técnico mixto Marruecos-Catar

La compañía estatal Qatar Petroleum se dedica a la exploración, producción, refinación, transporte y almacenamiento. Su presidente y director ejecutivo, Saad Sherida Al-Kaabi, es el ministro de Asuntos Energéticos del país. A partir de 2018 se convirtió en la tercera compañía petrolera más grande del mundo por reserva de petróleo y gas.

En el mes de octubre anunció que cambia su nombre por Qatar Energy. Una nueva estrategia que se centra en la eficacia energética y la tecnología respetuosa con el medio ambiente, como la captura y almacenamiento de dióxido de carbono, según explicó su director en declaraciones recogidas por el canal de televisión Al-Jazeera.

Cuando cerraron el acuerdo con Marruecos, Al-Kaabi declaró al sitio especializado NS Energy: «Esta oportunidad está en línea con la estrategia de Qatar Petroleum de iniciar actividades de exploración en cuencas fronterizas con alto potencial de recursos de hidrocarburos a medida que intensificamos nuestros esfuerzos para expandir nuestra cartera en el país y en el extranjero».

Solo los ingresos del petróleo y el gas natural juntos representan el 60% del Producto Interior Bruto (PIB) del país. Catar es el mayor proveedor mundial de gas natural licuado y tiene como objetivo expandir la producción a 127 millones de toneladas anuales para 2027 desde 77 millones de toneladas.

De ahí las buenas relaciones que Marruecos mantiene con Catar, y que su gas sea una solución al cierre del gasoducto Magreb-Europa por parte de Argelia el 31 de octubre, sin que le suponga una subida de precio y garantizando su abastecimiento. Una estratagema de Rabat para intentar aislar a su gran enemigo y vecino.

«Catar cuenta con barcos de transporte de gas propios y contratos con empresas para conseguir más. Mientras Argel tiene dos antiguos y pequeños, y uno confiscado por la Justicia italiana», insistieron a EL ESPAÑOL fuentes marroquíes.

Todavía el pasado mes de mayo, Marruecos y Catar expresaron su determinación de reforzar la cooperación bilateral en todos los sectores de la energía, según un comunicado del ministerio de Energía, Minas y Medio Ambiente marroquí.

El entonces ministro Aziz Rabbah y su homólogo Saad Sahrida Al-Kaabi, presidente de Qatar Petroleum, mantuvieron una entrevista por videoconferencia sobre las cuestiones relativas al comité técnico mixto creado por el acuerdo de entendimiento sobre el petróleo, el gas, la electricidad, las energías renovables y la eficiencia energética. Además, las dos partes nombraron a los responsables de enlace en sus respectivos ministerios para activar las acciones de cooperación acordadas y preparar la primera reunión del comité.

Fuente: El Español.