Las familias del CEIP Villaverde se movilizan contra la utilización de catering

940

La Consejería de Sanidad  en colaboración con la consejería de Educación lleva años adviertiendo que los escolares deben tener una alimentación de calidad, donde primen los alimentos frescos, con más pescado y fruta y menos rebozados y productos lácteos. Una reivindicación, la de acabar con las «líneas frías» que sirven grandes empresas y convierten los comedores en « comederos», que choca de frente con lo que está ocurriendo en el CEIP VILLAVERDE desde su apertura el pasado mes de septiembre.

El centro, que cuenta con cocina e infraestructura para desarrollar este servicio, carece de personal e implantó desde su inicio el servicio de cátering «que además de no ofrecer la misma alimentación de calidad, supone un aumento de 40% más en la tarifa familiar mensual».

Así lo explicaron hoy en «El Magacín de Onda Fuerteventura» en la entrevista de Nuria González a la presidenta del AMPA, Fátima Hussein.

Un potencial de 192 menús diarios que hace salivar a las empresas de catering, tranquiliza a la Consejería de Educación y alerta a los padres, que entre bandeja y bandeja de precocinados se hacen la pregunta del millón: ¿se está especulando con la alimentación de nuestros hijos? La Administración asegura que este nuevo modelo democratiza el servicio de comedor. Los padres disienten: comer de ‘catering’ empobrece la calidad nutricional y mata los sabores, perjudicando la salud y los valores alimentarios de los más pequeños. Y ni siquiera sale más barato. Fátima Hussein, presidenta de la Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos  del CEIP VILLAVERDE, lanza una reflexión demoledora: «Los padres han sacado a sus hijos del comedor que sirve un cátering en un colegio de nueva construcción que cuenta con cocina propia».

Para estas familias resulta una contradicción que la administración promueva campañas de promoción de la alimentación saludable y equilibrada entre los menores y “cierre las cocinas de donde salen las comidas recién hechas para nuestros hijos, y donde trabajan personas que tienen en cuenta cómo están nuestros hijos”. Ante la pérdida de este servicio de cocina los afectados siguen reclamando a la Consejería de Educación que asuma   la gestión directa de los comedores, según afirmó Fátima Hussein.

UN COLEGIO DEMANDADO DESDE HACE 20 AÑOS QUE SIGUE SIN ACCESO

La apertura de este centro se retrasó un curso más en 2020, que debía estar finalizado en marzo de 2019 y luego se prorrogó a junio de 2020. L

A la obra sólo le quedaban unos flecos que fueron la instalación de gas en el comedor y los accesos. Una instalación en desuso, debido a la falta de gestión directa convertida en servicio de cátering, y un acceso que a día de hoy sigue pendiente de ejecución.