La majorera Carla Franquis se convierte en la farmacéutica titular más joven de Canarias

11692

La majorera Carla Franquis se convierte en la farmacéutica titular más joven de Canarias La joven majorera de 24 años se ha puesto al frente de la Farmacia La Nueva situada en la Calle Fernández Castaneyra número 15 en Puerto del Rosario.

«Fue una noticia que me vino un poco sobrevenida, no me la esperaba. Lo pensé durante un tiempo y decidí aceptar los mandos de la farmacia y la verdad es que estoy muy contenta», detalla Carla.

El establecimiento se encuentra actualmente en ultimando los trabajos de reforma. Un lugar en el que se une a la perfección la modernidad con elementos tradicionales que se utilizaban en la época en la que, junto a otra más, solo había dos farmacias en todo Puerto del Rosario.

Una de las novedades que ha querido impulsar Carla Franquis es el horario de apertura. «Me llegaban muchas personas diciendo que con el horario anterior, en el que se cerraba a mediodía, tenían problemas cuando querían acercarse a la farmacia al salir del trabajo en la hora de comer. Por este motivo, decidimos dar el paso y mantenernos abiertos desde las 09:00 horas y hasta las 21:00 en horario ininterrumpido». 

No todos los jóvenes pueden decir que nada más terminar la carrera se encuentran con la posibilidad de estar a la cabeza de una empresa relacionada con sus estudios. «Soy consciente de que he tenido mucha suerte con la oportunidad que se me ha dado», afirma la joven. 

«Al poco de empezar, muchos clientes entraban y preguntaban si yo era la nueva chica en prácticas. Les chocaba bastante que por mi juventud estuviera a los mandos de la farmacia pero ahora ya me van conociendo y yo estoy encantada», nos cuenta Carla con una sonrisa que se intuye tras su mascarilla.

Farmacéutica titular en tiempo de COVID-19

La majorera Carla Franquis se convierte en la farmacéutica titular más joven de Canarias. Sus comienzos no han sido sencillos debido a la situación sanitaria que estamos atravesando. «El principio fue una locura», recuerda la joven y añade «este panorama nos pilló a todos desprevenidos, incluidos a los profesionales del sector que tampoco teníamos muy claro hacia dónde tirar».

Con momentos de mucho ajetreo a causa de la llegada e imposición de las mascarillas, hasta la actual situación con los test diagnósticos y su falta de stock en varias ocasiones, Carla Franquis se nuestra optimista a confesar que «poco a poco nos hemos ido haciendo a todas estas novedades y confiamos en que todo vaya a mejor».