Fuerteventura continúa siendo la única isla en nivel 3

4837

Fuerteventura continúa siendo la única isla en nivel 3. La Dirección General de Salud Pública observa de cerca la situación de Fuerteventura. En ese caso, la isla presenta en los cuatro últimos días una incipiente mejoría en los indicadores de transmisión, por lo que es previsible que de consolidarse esta bajada, la próxima semana la isla pueda bajar de nivel.

El promedio de la tasa de incidencia acumulada a 7 días en el conjunto de la Comunidad Autónoma y en las islas disminuye, en torno a un 13,4% respecto a la semana anterior. El mayor descenso se observa en las islas de Tenerife y Gran Canaria.

Con respecto a los indicadores de presión asistencial, hay que remarcar que el número de camas convencionales ocupadas por pacientes COVID-19 se mantiene estable en el conjunto de la Comunidad Autónoma con un promedio diario de 165 camas ocupadas (3% de ocupación, riesgo bajo). El número de camas UCI ocupadas prosigue y consolida el descenso que inició hace cuatro semanas semanas.

Por contra, el número de defunciones diarias incrementa respecto a la semana pasada de 1 a 2 defunciones diarias de media. En total esta última semana se registraron 12 exitus, 6 en Tenerife , 5 en Gran Canaria (la única isla en la que hubo más defunciones que la precedente en la que no hubo ninguna defunción) y 1 persona en La Palma.

Vacunación y hospitalizaciones

Ahora que conocemos que Fuerteventura continúa siendo la única isla en nivel 3, de las 83 personas ingresadas en camas convencionales las últimas dos semanas, el 49,4% no tenían la pauta de vacunación completa. El 80% de las personas ingresadas en unidades de críticos durante las últimas dos semanas, no había recibido la pauta de vacunación completa. Además, el 48,4% de las personas ingresadas por COVID y diagnosticados en los últimos 14 días no tenía patologías previas, este porcentaje se incrementa en pacientes sin vacunar en los que el 61,8% no tenía otras patologías conocidas.

La tasa de incidencia acumulada de casos de COVID-19 en la última semana es cuatro veces superior en la población que no ha recibido ninguna dosis de vacuna respecto a la tasa en la población que ha recibido la pauta completa. Además, existe un gradiente en la tasa de IA7d entre las personas vacunadas, las que han recibido una dosis y las no vacunadas. Así mientras la tasa de IA7d en población no vacunada es de riesgo medio (69 casos/105 hab.), es de 22,4 en la que solo ha recibido una dosis y de 17,3 entre las personas con pauta completa, riesgo muy bajo.