El falso mito del reciclaje 'lo juntan todo', una excusa para no reciclar

0
419

Desde hace años, las asociaciones mediombientales y el Cabildo, a través de la consejería de Residuos, están dando pistas de que es necesario un nuevo rumbo en materia medioambiental en la Isla. Es por ello que la gestión de los recursos, el reciclaje y la sostenibilidad son algunos de los temas que hoy debatimos en el programa ‘De Buena Mañana’ con la responsable del área, Luisa Ramos. Y es que encontrar alternativas para mejorar el reciclaje y la concienciación ya es una cuestión de necesidad.

Luisa Ramos abordó cómo mejorar la necesidad de mejorar los servicios públicos y locales para mitigar el impacto de la huella humana en cuanto a residuos. De ahí que las obras de la planta de reciclaje de Zurita. Según Ramos, la Planta de Clasificación de Residuos tiene como objeto maximizar la recuperación de material reciclable que se deposita en el Complejo Ambiental de Zurita. Desde su puesta en funcionamiento, la recogida municipal de residuos tendrá como destino esta planta, donde a través de un proceso automatizado se realizará una clasificación inicial, para pasar posteriormente a un triaje manual, con el fin último de evitar que se deposite en el vertedero material potencialmente reciclable.

Para Ramos, “es fundamental la clasificación de los residuos en origen, dado que se lograría así que todo el material posible sea reciclado”. “Sin embargo, y hasta que se logre el 100% del reciclaje en las casas, se establecen medidas para evitar que termine en el vertedero todo tipo de material reciclable”, añade la consejera insular.

El Cabildo de Fuerteventura se encargará de la explotación de la nueva planta, lo que permitirá un tratamiento de unas 105 mil toneladas de residuos al año.
Ecoembes y Ecovidrio
Ecoembes recicla  envases de plástico, latas de acero y aluminio y briks (contenedor amarillo) y de cartón y papel (contenedor azul). Es una organización sin ánimo de lucro que integra a las principales empresas y asociaciones de envasadores, materias primas, comercio y distribución. Opera mediante el Sistema de Responsabilidad Ampliada del Productor y existe desde  1996 para dar «una respuesta (empresarial) a las obligaciones de la  Ley de envases».
El modelo, que implica la recogida y separación de residuos de envases domésticos para su reciclado, es el siguiente: las empresas venden los productos envasados y aportan fondos para financiar la gestión de los residuos; los ciudadanos separan los envases y los depositan en los contenedores; las entidades locales recogen los envases y los llevan a las plantas de

De forma similar funciona Ecovidrio, la otra gran organización sin ánimo de lucro que también opera mediante el Sistema de Responsabilidad Ampliada del Productor. Encargada reciclar los envases de vidrio, la empresa agrupa a las principales compañías de sidra, vino, cervezas y bebidas espirituosas. Aunque su papel también es destacado en el mercado del reciclaje en España, es de menor tamaño que su hermana mayor, Ecoembes.