Escrivá plantea nuevas cuotas para autónomos de entre 183 y 1.266 euros de acuerdo con sus ingreso

0
540

El Gobierno ha presentado a patronal sindicatos una nueva propuesta para reformar la cotización de los trabajadores autónomos y acompasarla a sus ingresos. El Ministerio liderado por José Luis Escrivá ha reformulado su último sistema y contempla una nueva horquilla que, una vez desplegada totalmente, incorporará 13 tramos con cuotas de entre 183,6 euros y 1.266,6 euros al mes. El diálogo social ha retomado este jueves las negociaciones para una de las medidas que quedaron pendientes del ejercicio anterior y que están comprometidas en el Plan de Recuperación y Resiliencia para recibir parte de los fondos europeos. El Ministerio de Inclusión y Seguridad Social plantea un nuevo sistema de tramos según rentas del trabajo, que pasarían a sustituir el actual régimen de cotizaciones para los afiliados al RETA, con la intención de aprobarla antes del 30 de junio de 2022 para que empiece a tener efectos económicos en 2023. Actualmente los trabajadores por cuenta propia cotizan mensualmente a la Seguridad Social en función de la cuota que eligen e independientemente de su volumen de ingresos y facturación.

El nuevo sistema planteado por Escrivá contempla un periodo de transición de nueve años y no estaría plenamente en vigor hasta el 2031. En este sentido, reduce un año la transitoriedad, porque inicialmente se alargaba hasta el 2032. Algo que no gusta a parte de las organizaciones de autónomos más representativas, que exigen mayor premura. “Las y los autónomos que menos ingresan no pueden esperar 9 años para que la situación del régimen actual se modifique hasta alcanzar pagar una cuota justa”, han manifestado desde UATAE al finalizar la reunión.

Según este esquema y a expensas de posibles nuevas modificaciones, los trabajadores por cuenta propia empezarían cotizando por cuotas de entre 281,52 euros y 351,9 euros (siendo los primeros los que menos ganan y los segundos los que más). Esa brecha, que al inicio es corta, se iría agrandando a medida que pasarán los años, hasta la diferencia final de entre 183,6 euros y 1.266,6 euros mensuales. Y la cuota se calcularía en función de los rendimientos netos, es decir, los ingresos que declare el autónomo a Hacienda menos los gastos derivados de la actividad y con categoría de deducibles. Es decir, salarios de trabajadores, aprovisionamientos, seguros sociales, suministros o servicios profesionales, entre otros.

En este sentido, una novedad relevante respecto a la primera propuesta es que Escrivá duplica la cuota mínima que pagarían los autónomos de menores ingresos: antes era de 90 euros mensuales. Para esta franja, no obstante, la Seguridad Social habilitaría una tarifa plana de 70 euros durante los dos primeros años, pensada para aquellos con ingresos inferiores al salario mínimo interprofesional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.