El jurado declara a Jonathan Robaina culpable de asesinato ‘con todos los agravantes’

0
7387

El juicio contra Jonathan de Jesús R. S., el confeso asesino de su prima, Vanessa Santana, a la que atacó en el Valle de Santa Inés (Betancuria) la noche del 4 de junio de 2018 cuando dormía en la habitación de su vivienda lo ha declarado por mayoría culpable por homicidio, agresión sexual y allanamiento de morada.  Las acusaciones piden 42 años de cárcel por los tres delitos.

Por estos hechos, la Fiscalía Provincial interesa una condena de 27 años de prisión para el acusado por los presuntos delitos de asesinato y allanamiento de morada, en un juicio que lo celebrará la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas ante un jurado popular. La Fiscalía solicitó 15 años más de cárcel por agresión sexual. 

Tras la lectura del veredicto del jurado ahora todas las miradas están puestas en la sentencia que redactará el magistrado-presidente del Tribunal del Jurado. El veredicto no estima las peticiones de la defensa de aplicar la eximente de alteración psíquica ni la atenuante de confesión ya que considera que el acusado estaba en sus cabales cuando cometió los hechos y su relato no facilitó a los investigadores. En lo que respecta a la responsabilidad civil, la acusación particular detalló que pide que Jonathan pague al padre de la víctima la cantidad de 150.000 euros, lo mismo a su madre, 50.000 a su hermano y 30.000 al novio de la fallecida.

 

Jonathan de Jesús Robaina Santana, el autor confeso del asesinato de su Vanessa Santana en Betancuria, pidió por medio de su abogado que le llamen por el nombre de Lorena, puesto que ha iniciado un proceso de cambio de sexo dentro del centro penitenciario.

El letrado de la defensa, Roberto Orive, se dirigió al presidente del Tribunal, el magistrado José Luis Goizueta, interesando que durante todas las sesiones del juicio se dirijan al acusado y lo mencionen utilizando el nombre de Lorena puesto que había sido reconocido así incluso por Instituciones Penitenciarias.

Robayna acabó con la vida de su prima, que tenía 21 años, pasadas las seis de la madrugada. Según la Fiscalía, el acusado entró en la vivienda después de haber robado las llaves de la misma varios días antes y estuvo unos minutos escondido para cerciorarse de que la víctima estaba durmiendo y no iba a poder defenderse. Posteriormente, acudió a su habitación con el martillo que llevaba consigo y «haciendo uso de una extrema violencia», golpeó a su prima en el cabeza lo que provocó que se despertara «gravemente herida y aturdida». El acusado continuó propinándole violentos golpes de martillo sin dar tiempo de reacción alguno a la joven, «todos en la cara y en la cabeza con el fin de causarle la muerte inmediata». Ella llegó a levantarse de la cama e «intentó protegerse» tapándose la cara, a lo que el acusado respondió con más golpes de martillo en la cabeza, «hasta un total aproximado de 30». Jonathan de Jesús había accedido a la vivienda de forma sigilosa para no levantar sospechas y con unos guantes para no dejar huellas. Una vez cometido el crimen, cogió una fregona e intentó limpiar la sangre y arrastró el cuerpo envuelto en una sábana por el suelo hasta el pasillo. El acusado fue arrestado después de que incluso acudiera al entierro de Vanessa Santana.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.