Clavijo pide más ayuda frente a la creciente llegada de inmigrantes

0
166

El Gobierno de Canarias y los Cabildos de Lanzarote y Fuerteventura han exigido este sábado al Estado el control efectivo de las fronteras del Archipiélago y una mayor celeridad al hacer las pruebas parar determinar la mayoría de edad de los inmigrantes que llegan en pateras a las islas.
Asimismo, han pedido al Gobierno que autorice la utilización temporal de parte de las instalaciones del acuartelamiento existente en Arrecife para albergar a los 150 inmigrantes menores de edad que se encuentran en Lanzarote.

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, y los presidentes de los Cabildos de Lanzarote, Pedro San Ginés, y de Fuerteventura, Marcial Morales, se han reunido este sábado en Arrecife para abordar la situación derivada de la llegada de más de 200 inmigrantes en pateras a Lanzarote en las últimas semanas, 150 de ellos menores de edad.

En un primer momento, los menores fueron albergados en carpas, y posteriormente fueron reubicados en un albergue juvenil.

Clavijo ha anunciado que está organizando una reunión con los presidentes de las comunidades autónomas afectadas por el fenómeno de la inmigración, (Ceuta, Melilla, Murcia, Andalucía y Canarias) para abordar el problema.

Igualmente, ha recordado que las plazas ofertadas en su momento por las distintas comunidades para acoger a los menores eran 150, cuando sólo en Lanzarote actualmente hay unos 160 menores y en toda Canarias, 330.

Clavijo considera que «hay que planificar una respuesta humanitaria desde la solidaridad, pero también desde la solidaridad entre los distintos territorios para no sobrecargar a unos concretos con un fenómeno que no está sabiendo afrontar Europa con solvencia».
El presidente canario ha criticado la situación de inoperancia de un radar del Servicio Integral de Vigilancia Exterior (SIVE), lo que está ocasionando que las pateras alcancen la costa de Lanzarote sin que puedan ser detectadas.

Según ha afirmado, tiene constancia de que el radar no está en funcionamiento y de que no se ha renovado su contrato de mantenimiento, «y eso es algo que sabe el Gobierno de España porque hace dos años pusimos de relieve el anormal funcionamiento del sistema».

«Es más, el 26 de junio se lo transmití personalmente al ministro del Interior», ha dicho Clavijo, quien considera que la situación no se ha abordado con eficacia.

Clavijo ha anunciado que, como medida de urgencia y para paliar la situación que viven las instituciones de Lanzarote, el Gobierno de Canarias trasladará fuera de la isla a todos los menores a medida que sean identificados como tales.

Asimismo, agentes de la Policía Canaria patrullarán el municipio de Tinajo (Lanzarote), para paliar la alarma social que ha generado la llegada de pateras a la zona.

Además, se articularán medios sanitarios para que las revisiones y atenciones que se deban realizar a los inmigrantes no interfieran en el normal funcionamiento de los servicios sanitarios públicos, ha indicado Clavijo.
El presidente canario ha criticado la situación de inoperancia de un radar del Servicio Integral de Vigilancia Exterior (SIVE), lo que está ocasionando que las pateras alcancen la costa de Lanzarote sin que puedan ser detectadas.

Según ha afirmado, tiene constancia de que el radar no está en funcionamiento y de que no se ha renovado su contrato de mantenimiento, «y eso es algo que sabe el Gobierno de España porque hace dos años pusimos de relieve el anormal funcionamiento del sistema».

«Es más, el 26 de junio se lo transmití personalmente al ministro del Interior», ha dicho Clavijo, quien considera que la situación no se ha abordado con eficacia.

Clavijo ha anunciado que, como medida de urgencia y para paliar la situación que viven las instituciones de Lanzarote, el Gobierno de Canarias trasladará fuera de la isla a todos los menores a medida que sean identificados como tales.

Asimismo, agentes de la Policía Canaria patrullarán el municipio de Tinajo (Lanzarote), para paliar la alarma social que ha generado la llegada de pateras a la zona.

Además, se articularán medios sanitarios para que las revisiones y atenciones que se deban realizar a los inmigrantes no interfieran en el normal funcionamiento de los servicios sanitarios públicos, ha indicado Clavijo.