Canarias decide este martes las medidas de Fin de Año y Reyes

1288

El Gobierno canario analizará hoy en una reunión extraordinaria las posibles medidas adicionales para aplicar en Fin de Año y Reyes. «Estamos estudiándolo. Son dos noches que nos preocupan. Mañana (por hoy) hay un Consejo de Gobierno extraordinario y Sanidad ha preparado un informe ‘ad hoc’ para esas dos noches», reconoció ayer el consejero de Sanidad, Blas Trujillo.

El responsable de Sanidad, que no adelantó en qué posibles restricciones se aprueben o flexibilicen, como ya ocurrió en Navidad que ampliaron el número de comensales de ocho y seis para los niveles 2 y 3 a diez en ambos, sí añadió que precisamente ayer se había reunido con los presidentes de los cabildos insulares (Fecay) y con la comisión de la Federación Canaria de Municipios (Fecam) y que había un «acuerdo generalizado en torno a las medias y entre ellas que todos eventos multitudinarios hay que suspenderlos o realizarlos como el año pasado, cuando algunos municipios pudieron hacer su cabalgata de Reyes pero con medidas muy ordenadas. Todo el mundo es consciente si queremos tener fiesta hay que tenerla en paz».

Sanidad registró ayer 1.863 nuevos casos de covid-19 y sumó dos fallecimientos, el de un hombre de 89 años en Gran Canaria y otro de 39 años en Tenerife. «En el conjunto nacional los datos de los fines de semana, desde el jueves, se reconfiguran los lunes y ahora tendremos los datos ya limpios, pero lo que parece evidente es que la tendencia vaya a más casos», reconoció Trujillo mientras visitaba el vacunódromo de Infecar al cumplirse un año de la inoculación de la primera vacuna contra la covid-19 en las islas. «Habrá perspectiva de si alguna isla puede subir o no de nivel. Evidentemente en las circunstancias actuales me aventuro, no estoy diciendo que vaya a pasar, pero por la tendencia y la nueva manera de analizar los datos donde la presión hospitalaria toma mucha más relevancia que las incidencias, la isla de Lanzarote y El Hierro pueden ser susceptibles de pasar al nivel 2», avanzó el consejero. Una medida que, de tomarse, se decidirá en el Consejo de Gobierno ordinario del miércoles. Aún así, abundó Trujillo, «tenemos que frenar el número de incidencia».

De hecho, con el informe de ayer las incidencias acumuladas a siete y 14 días por 100.000 habitantes en Canarias siguen en riesgo muy alto. Además, Gran Canaria y Tenerife ya tienen en riesgo muy alto la ocupación de camas UCI por covid-19.

Ayer, según los datos facilitados por Sanidad, Canarias contaba con 29.912 casos activos, de ellos 62 están ingresados en las unidades de críticos y 331 permanecen hospitalizados, es decir, en la última semana ha aumentado un 12,2% el número de personas ingresadas.

El consejero de Sanidad hizo referencia a las complicaciones que conlleva la variante ómicron por su alta transmisibilidad, una cepa que ha llegado cuando «todas las actividades económicas están abiertas». De ahí que, por un lado, Canarias haya tenido que pedir más rastreadores a Defensa e incluso «reorganizar» al personal propio, dijo Trujillo. Quien, además, apeló a la ciudadanía para que colabore y sea «proactiva» y si notan síntomas que sean ellos mismos quienes llamen para notificar un posible caso.

Por islas ayer se notificaron 794 nuevos casos en Tenerife, otros 780 en Gran Canaria, Lanzarote sumó 143, Fuerteventura 58, La Palma 44, La Gomera 43 y El Hierro uno.

«Hemos incrementado el número de profesionales destinados a hacer pruebas diagnósticas, las famosas PCR, tenemos 150 profesionales que hemos incorporado a los equipos que ya estaban y hemos abierto 17 nuevos puntos para tomar muestras. El pasado 23 de diciembre batimos nuestro récord, hicimos más de 19.000 pruebas en un solo día», explicó Trujillo. No obstante, añadió, «hay un mensaje claro a la población: Esto lo arreglamos entre todos. Nosotros ponemos el esfuerzo y los medios», pero la ciudadanía también debe colaborar, añadió. En este sentido se refirió al pasaporte covid como una herramienta fundamental que la ciudadanía también debe exigir en los establecimientos que así lo disponga la ley como los gimnasios o en la restauración. «Como usuario tiene que exigir que los otros usuarios tengan certificado y los propietarios. Aquí no hay policía para tanta gente. Pero, aunque estuvieran todos los puestos cubiertos, la responsabilidad ciudadana es fundamental», insistió.