Betancuria y Antigua exigen al Cabildo que asuma sus competencias en la prestación de servicios de seguridad y emergencia

0
216

* Los alcaldes de Antigua y Betancuria solicitan el derecho de los  residentes en ambos municipios de disponer de respuesta inmediata de  un cuerpo de bomberos ante incidentes, incendios u operaciones de  rescate.
Los ayuntamientos de Antigua y Betancuria se unen con el de Puerto del  Rosario en su exigencia al Cabildo de Fuerteventura de que asuma sus  competencias en la prestación de servicios de incendios y salvamento  en ambos municipios.
El alcalde de Betancuria, Marcelino Cerdeña y el alcalde de Antigua,  Juan José Cazorla, consideran inadmisible que ambos municipios se  queden sin seguridad ni servicio de atención inmediato en caso de  incendio, rescate o salvamento que requiera la intervención del cuerpo  de bomberos.
Exigimos responsabilidad al Cabildo de Fuerteventura que debe asumir  sus competencias en la prestación de este servicio público, básico y  necesario para ambos municipios que suman una población cercana a los  15.000 residentes.
Los alcaldes comprenden la negativa del Ayuntamiento de Puerto del  Rosario a asumir un gasto que no le corresponde y que no puede seguir  cubriendo con su presupuesto municipal.
Las competencias de cubrir los gastos de mantenimiento, equipo e  intervención de un cuerpo de bomberos para intervenir en municipios  por debajo de los 20.000 residentes recae en los Cabildos Insulares de  Canarias, y deber ser inmediatamente asumida por el Cabildo de  Fuerteventura antes de final de año, sin abandonar a su suerte a los  vecinos de Antigua y Betancuria, afirma el alcalde Juan José Cazorla.
Hace años que el Cabildo de Fuerteventura debiera haber asumido la  creación de un cuerpo de bomberos insular con capacidad de respuesta e  intervención inmediata para prestar con todas las garantías un  servicio fundamental para todos los residentes de la isla, y concluye  el alcalde Marcelino Cerdeña, pero su falta de planificación ni  inversión en este sentido, no pueden pagarla los vecinos de Antigua o  Betancuria.