A prisión un joven en Corralejo que volvió al lugar del robo a por una zapatilla perdida

0
1836

El Juzgado ha enviado a prisión a un hombre de 22 años de edad, con numerosos antecedentes contra el patrimonio, por delito de robo en grado de tentativa y un delito de hurto.

Fue detenido este pasado 2 de septiembre por la Guardia Civil después de que accediera al interior de un apartamento vacacional y sustrajera del interior una maleta, ropa, zapatillas, cartera con documentación personal y dinero en metálico, todo valorado en unos 4.000 euros.

Fue arrestado in fraganti un día después mientras sustraía herramientas en un cuarto trastero, en la localidad de Corralejo.

La Guardia Civil del Puesto Principal de Corralejo había tenido conocimiento de los hechos la madrugada del 2 de septiembre, en la que dos turistas alojadas en una casa vacacional alertaron que una persona había accedido al interior del apartamento y les había robado, además de los elementos citados, un ordenador portátil y dos teléfonos móviles.

Las víctimas manifestaron que se despertaron al escuchar ruidos en la vivienda y se sorprendieron al observar a una persona frente a ellas revolviendo la casa. Tras percatarse el autor del robo de que las víctimas estaban despiertas y ser descubierto, los turistas llegaron a alcanzarlo y quitarle el gorro, que usaba para no ser identificado, pero no llegó a ser retenido por las víctimas y huyó del lugar con los objetos robados.

La Guardia Civil revisó las grabaciones de la zona, ya que la vivienda posee cámaras de vigilancia. En la grabación se apreció cómo dos horas más tarde el ladrón regresó nuevamente el mismo autor al lugar, para acceder al interior del apartamento tras escalar un muro de más de un metro y medio de altura, y llevarse en ese momento una zapatilla que se le había quedado atrás, pudiendo los agentes identificar su rostro.

El Área de Investigación de la Guardia Civil de Corralejo llevó a cabo las averiguaciones e indagaciones oportunas para la localización del domicilio del presunto autor y las inspecciones de la vivienda, pudiendo así recabar todas las pesquisas policiales suficientes para identificar al delincuente.

Mientras los agentes procedieron a intentar localizar al autor del hecho, las denunciantes alertaron desde su apartamento que identificaron a la misma persona merodeando una vivienda a escasos 20 metros de su ubicación. Por tal motivo, la Guardia Civil actúa con rapidez activando un dispositivo de búsqueda del individuo.

Tras dirigirse a la vivienda que apuntaban las víctimas, los agentes escucharon golpes que procedían de un inmueble, localizando al supuesto autor en el momento que salía por la ventana de un cuarto de herramientas que había forzado con una cizalla, no pudiendo salir por la puerta.

Finalmente, se procedió a la detención de esta persona por el delito de hurto en el interior de domicilio habitado tras escalo y un robo en grado de tentativa.

Recuperación de los efectos sustraídos

En el momento de la detención del implicado, los agentes se percatan de que vestía la misma ropa con la cual realizó el hurto en el interior de la vivienda vacacional el día anterior, siendo identificado por las víctimas.

Tras sospechar los investigadores que el autor pudo permanecer durante toda la noche por las inmediaciones del domicilio en donde se produjeron los delitos cometidos, procedieron a realizar una batida por los alrededores y encontraron la maleta con la ropa, el ordenador portátil y las llaves de la vivienda en un centro comercial abandonado.

Con el rastro de la señal GPS se localizaron los teléfonos móviles, que estaban escondidos en las inmediaciones de la vivienda del detenido.

El detenido, junto con las diligencias instruidas, se puso a disposición del Juzgado de guardia de Puerto del Rosario, decretándose mandamiento de prisión comunicada.